Comprar una propiedad si no eres residente en España

May 17, 2024 Dani Vives

Cada vez más extranjeros ven a España como el lugar ideal para invertir. La posibilidad de adquirir una vivienda en territorio español sin necesidad de ser residente ha provocado que en 2022, según datos de Euroval, casi el 20% de las compras de viviendas en nuestro país fueran realizadas por extranjeros.


Para llevar a cabo esta operación (al igual que cuando un no residente vende una propiedad en España) es necesario contar con un número de identificación de extranjero (NIE) emitido por las autoridades españolas.


Este NIE permite a los ciudadanos extracomunitarios que no residen ni planean residir en España realizar trámites como la compra de una vivienda. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el NIE caduca a los tres meses, mientras que las operaciones inmobiliarias pueden durar entre tres y doce meses, por lo que será necesario renovarlo.


El equipo internacional de Webhouse puede asistirte no solo en la búsqueda de la propiedad perfecta, sino también en la venta y en la realización de todos los trámites asociados a la operación.


Requisitos para que los no residentes compren una propiedad en España

Como hemos mencionado, para realizar cualquier operación inmobiliaria es esencial contar con un NIE. No es el único requisito para llevar a cabo la compra de una vivienda.


Abrir una cuenta bancaria, aunque no es obligatorio, facilita los trámites, especialmente para abonar impuestos o realizar pagos relacionados con la compra.


El proceso de compra de una vivienda para un no residente en España se puede resumir de la siguiente manera:

  • Solicitar y obtener un NIE.
  • Buscar la propiedad deseada.
  • Formalizar un contrato de reserva para oficializar la oferta de compra al vendedor.
  • Si el vendedor acepta la oferta, se debe realizar un contrato de arras que establezca las condiciones de venta y el pago de un depósito (generalmente el 10% del precio).

Además, si se necesita financiación, será necesario solicitar un préstamo hipotecario. Finalmente, los trámites culminan con la firma de la compraventa ante notario en España y la inscripción de la propiedad en el Registro de la Propiedad para garantizar la protección jurídica.


Impuestos que debe pagar un extranjero al comprar una vivienda en España

La compra de una vivienda en España por parte de un extranjero está sujeta a varios impuestos, los más importantes son:

  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): se aplica a viviendas nuevas con un tipo del 10%. En las Islas Canarias, se paga el IGIC (Impuesto General Indirecto Canario) del 7%.
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD): varía entre el 0,4% y el 1,5% del precio de la propiedad, dependiendo de la región. Este impuesto se aplica solo si se ha solicitado una hipoteca, y actualmente debe abonarlo el banco.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP): para propiedades de segunda mano. El porcentaje varía según la comunidad autónoma, generalmente entre el 4% y el 10%.


Otros impuestos que el comprador debe pagar anualmente son:


  • Impuesto sobre la Renta de No Residentes: si el inmueble es una segunda vivienda o residencia vacacional, debe declararse anualmente como renta inmobiliaria entre el 1,1% y el 2% de su valor catastral. La tributación es del 19% para ciudadanos de la UE y del 24% para los demás. El País Vasco y Navarra tienen su propio sistema fiscal.
  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI): se paga por el hecho de ser propietario de una vivienda en España, y varía según la localización y el valor catastral del inmueble.
  • Impuesto sobre la Plusvalía: se paga si el valor de las propiedades en España supera los 700.000 euros.


Gastos extras al comprar una casa en España siendo extranjero

Además de los impuestos, hay otros gastos que deben tenerse en cuenta:

  • Firma de la escritura pública en la notaría.
  • Inscripción de la escritura en el Registro de la Propiedad.
  • Si se ha solicitado una hipoteca, los gastos de tasación y notario, así como los impuestos y la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad.

No es necesario que el nuevo propietario esté presente en el país para pagar estos gastos. Basta con contar con representación en España. En Webhouse, nuestro equipo de asesoría jurídica y financiera te garantiza la transparencia y seguridad necesarias para gestionar todos los trámites con tranquilidad.